Como Realizar la Maniobra de Heimlich

La Maniobra de Heimlich, también conocida como Compresión abdominal es un procedimiento de primeros auxilios utilizado para desobstruir el conducto respiratorio, cuando esta bloqueado por algun objeto. Es considerada una técnica de las técnicas más efectivas en caso de asfixia producto del atragantamiento aunque varios estudios recomiendan emplearla en conjunción con golpes en la espalda.

La Maniobra de Heimlich, también conocida como Compresión abdominal es un procedimiento de primeros auxilios utilizado para desobstruir el conducto respiratorio, cuando esta bloqueado por algun objeto. Es considerada una técnica de las técnicas más efectivas en caso de asfixia producto del atragantamiento aunque varios estudios recomiendan emplearla en conjunción con golpes en la espalda.

La maniobra fue descrita por el doctor Henry Heimlich en 1974 y a pesar de que los manuales médicos la llaman compresión abdominal, es mundialmente famosa por su “popularizador” ya que existe controversia respecto a quien la inventó.

Hoy les hablaré de como deben realizarla en adultos y niños y también en ustedes mismos si no cuentan con nadie que los ayude en el momento preciso. Se estima que varios miles de vidas se salvan cada año gracias a la maniobra y hoy les daré las instrucciones para realizarla.

La maniobra de Heimlich salva miles de vidas por año

En el caso de adultos, el sujeto debe estar de pie para que se le pueda abrazar por la espalda con ambos brazos. Una vez que se establece esa posición se apoya el puño  con el pulgar sobre el abdomen, presionando con una mano cerrada y la otra sobre la primera hacia el centro del estómago hasta que se expulse el objeto asfixiante. Se realiza presión hasta que las dificultades para respirar cesen y se acompaña con golpes en en la espalda.

En el caso de que uno se encuentre solo, se toma una silla con respaldo, se la situa debajo las costilas se empuja hacia arriba con fuerza hasta lograr expulsar la fuente de la asfixia.

En el caso de niños mayores de un año, debe tendérselo sboca arriba sobre una superficie rígida. Luego de apoyarán las manos una sobre la otra, en la zona entre el esternón y el ombligo y se empujará varias veces en dirección hacia el tórax.

En el caso de niños menores de un año, se recomienda emplear a sujetar al niño boca abajo, inclinado ligeramente hacia adelante. Luego se sujeta la cabeza con el antebrazo y se le dan varios golpes entre los omóplatos. Si la dificultad para respirar persiste luego de la sexta maniobra se debe apoyar al niño en una superficie rígide y presionar varias veces el centro del tórax. Por si no les quedó claro, arriba les dejo una ilustración que explica bien cada una de las variantes de la maniobra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *