Como realizar Reanimación Cardiopulmonar

RCP, o reanimación cardiopulmonar, es una de las técnicas más empleadas para tratar a pacientes que han sufrido un paro cardiorrespiratorio. Esto puede producirse por una variedad de factores pero cuando el corazón deja de bombear sangre y los pulmones de traer oxígeno a la sangre, el cuerpo comienza a morir y a menos que se realicen las maniobras apropiadas, la muerte es inevitable luego de ocho minutos. El riesgo de daño cerebral se incrementa notablemente a partir de los 3 así que es esencial aplicar esta técnica lo antes posible.

RCP, o reanimación cardiopulmonar, es una de las técnicas más empleadas para tratar a pacientes que han sufrido un paro cardiorrespiratorio. Esto puede producirse por una variedad de factores pero cuando el corazón deja de bombear sangre y los pulmones de traer oxígeno a la sangre, el cuerpo comienza a morir y a menos que se realicen las maniobras apropiadas, la muerte es inevitable luego de ocho minutos. El riesgo de daño cerebral se incrementa notablemente a partir de los 3 así que es esencial aplicar esta técnica lo antes posible.

La aplicación apropiada de estas técnicas incrementa notablemente la chance de la supervivencia del afectado así que no duden en emplearla sí creen que es necesario. Junto con el instructivo escrito también les dejo un video que aclara muy bien los pasos a seguir.

El RPC debe realizarse lo antes posible para disminuir el riesgo de daño cerebral

Para realizar RPC

1-      Evalúe el entorno que lo rodea y considere si es seguro ya que no puede ayudar a nadie si su vida está en riesgo. Luego de verificar acérquese a la persona, tómela por los hombros y grítele fuerte, intentando que recupere la conciencia.

2-      En caso de que no responda llame a los servicios de emergencia

3-      Abra la vía área con una mano en la frente y otra elevando la mandíbula. Trate de determinar si respira, escuchando y observando.

4-      Si no respira, sople dos veces (una por segundo), observando si el tórax se eleva.

5-      Comprimir el centro del pecho de  30 veces por minuto, debiendo ocurrir una disminución del pecho de 5 cm.

6-       Continuar con el ritmo de dos respiraciones y 30 compresiones hasta la llegada de un equipo de emergencias que tenga un desfibrilador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *