Primeros auxilios en caso de esguince

Un esguince es una lesión en los ligamentos, ocasionada por un movimiento brusco, un golpe, caída o torcedura. Dicho ligamento se inflama y produce un dolor intenso, con reducción de su funcionamiento.

Un esguince es una lesión de torcedura, rotura, rasgadura, distensión o estiramiento excesivo de un ligamento, ocasionado por un golpe, movimiento brusco, caída o torcedura, que lo obliga a sobrepasar la amplitud normal. Un ligamento es una banda de tejido elástico resistente, que une los extremos óseos de la articulación. Los esguinces producen inflamación, dolor e impiden el normal funcionamiento.

Los codos, tobillos (son la mayoría de las lesiones), muñecas, pulgares, cuello y ciertas porciones de la columna vertebral son las zonas más expuestas para sufrir esguinces. La recuperación de los esguinces depende de la gravedad de los mismos.

Los esguinces pueden clasificarse de acuerdo a su gravedad: grado I (distensión parcial del ligamento), grado II (rotura parcial del ligamento) y grado III (rotura total del ligamento con arrancamiento óseo).

 

Cómo tratar los esguinces:

Ante una situación de esguince, es aconsejable aplicar hielo de forma inmediata, lo cual permite reducir la inflamación.

La zona afectada no debe moverse, para lo cual se aplica un vendaje firme, aunque no debe apretar. Si fuese el caso, se empleará una férula para inmovilizar la zona.

Se debe mantener la articulación elevada por encima del nivel del corazón, para reducir la inflamación.

La articulación debe mantenerse en reposo durante varios días, para permitir la desinflamación y la recuperación de los tejidos.

Para reducir el dolor y la inflamación, se puede administrar ibuprofeno, ácido acetilsalicílico, entre otros medicamentos para el dolor.

El tiempo de recuperación oscila entre los siete y los diez días para esguinces leves, pero puede llegar entre tres y cinco semanas en los casos graves. No debe aplicarse presión en la zona afectada hasta que se resuelva el esguince.

Es aconsejable consultar con un médico ante un esguince, principalmente si aparece una deformidad en la articulación, se presenta un dolor muy agudo, se sospecha de una posible fractura.

También se aconseja concurrir al médico si la inflamación no desaparece en un par de días, si aparecen síntomas de infección, si el dolor persiste luego de varias semanas.

Para prevenir los esguinces se recomienda utilizar calzado apropiado para la práctica de ejercicio, que el mismo ajuste bien. También se aconseja evitar los zapatos de tacones altos, calentar los músculos antes de emprender la práctica de deportes o ejercicio físico, evitar actividades para las que no se cuente con el entrenamiento necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *