La hemiplejia

La hemiplejia es una pérdida del movimiento que afecta a la mitad del cuerpo y se origina en una lesión encefálica. Esta afección puede ocurrir sin distinción de sexo o edades, pero es más frecuente en hombres de edad avanzada o mediana.

La hemiplejia es la pérdida del movimiento que afecta a la mitad del cuerpo. Dicha parálisis está ocasionada en una lesión encefálica o del segmento superior de la médula espinal.

La hemiplejia puede sobrevenir a cualquier edad y sexo, pero suele atacar con mayor frecuencia a los hombres de avanzada y mediana edad.

Entre las causas probables están los accidentes cerebro vasculares como la trombosis y la hemorragia, de los vasos sanguíneos del encéfalo, las que se desencadenan por un aumento en la presión sanguínea o por degeneración del vaso sanguíneo.

Las dificultades en el control del movimiento voluntario serán mayores o menores, según la gravedad y la situación de la lesión. La hemiplejia va desde la hemiparesia que es la pérdida parcial del control del movimiento voluntario, hasta la pérdida total del mismo, la hemiplejia propiamente dicha.

La hemiplejia se asocia con una alteración en el tono postural, debido a un desequilibrio entre el control voluntario del movimiento y el control involuntario.

El paciente hemipléjico experimenta una alteración en las sensaciones provenientes de la parte del cuerpo afectada.

Como las fibras del sistema piramidal se cruzan antes de ingresar a la médula espinal, lo que hace que una mitad del encéfalo, controle la mitad contraria del cuerpo, por esta misma razón, cuando la lesión se localiza en una mitad del encéfalo, paralizará la mitad contraria del cuerpo.

Se pierde entonces la información de retorno que el cuerpo brinda, además del control voluntario, lo cual nos permitiría reconocer nuestra postura en un momento determinado. La información llega al encéfalo, pero la falla se da en el procesamiento.

 

Las distintas fases de la hemiplejia:

La hemiplejia se presenta en diferentes fases, donde se da una alteración del tono postural (hipertonía o hipotonía de la mitad afectada).

De acuerdo a la zona del cerebro que esté afectada, el hemipléjico puede sufrir alteraciones en el lenguaje como afasia, si la alteración es total; disfasia, cuando la alteración es parcial.

Fase de Ictus: en paciente entra en una etapa de estupor debido a la lesión que se está produciendo (embolia, trombosis, hemorragia, etc.), incluso puede ocasionar el coma. Esta fase tiene una duración variable que va entre unos cuantos minutos a varias semanas.

Fase flácida: es la fase siguiente, el paciente se va despertando. Sus músculos pierden la capacidad de contraerse en la mitad afectada. Los músculos no se paralizan por igual, sino que lo hacen en mayor grado cuanto más alejado esté del tronco, en este período. Esto se acompaña de una hiporeflexia. Cuanto más tiempo demore la transición de la fase de ictus a la flácida, mayores serán las secuelas.

Fase espástica: la flacidez (hipotonía) es sustituida por la espasticidad, es cuando aparecen las deformidades.

En el primer año y medio o dos años, posteriormente a la fase de ictus, el paciente experimenta recuperaciones espontáneas, independientes del tratamiento. La tarea del fisioterapeuta es incorporar las sucesivas recuperaciones espontáneas del paciente al tratamiento.

Entre los primeros cuidados que se brindan a los pacientes hemipléjicos se incorporan cambios posturales. Es necesario evitar que las articulaciones se rigidicen y también evitar las retracciones musculares. Es recomendable colocar al enfermo en una cama dura y en una postura horizontal el mayor tiempo que sea posible, esto evitará flexiones innecesarias. Se deben realizar movilizaciones pasivas dos veces por día en todas las articulaciones afectadas.

Cuando el paciente esté en condiciones de hacerlo, se lo coloca sentado, para que no pierda el sentido del equilibrio. A continuación se lo coloca de pie para intentar caminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *