Primeros auxilios en accidentes dentales

Hoy les traigo algunos consejos de como actúar en una situación así. Les recuerdo que estas recomendaciones son paliativos y que en ningún momento deben dejar de consultar a un dentista.

 

Los accidentes dentales o traumatismos accidentales de las piezas dentales son algo tan desagradable como imprevisible, ya que pueden originarse de situaciones tan inocuas como comer algo inesperadamente duro o un golpe o mala maniobra. Por eso hoy les traigo algunos consejos de como actúar en una situación así. Les recuerdo que estas recomendaciones son paliativos y que en ningún momento deben dejar de consultar a un dentista.

Recuerden que actuar rápidamente es esencial ya que contar con la atención odontológica adecuada podría resultar en la diferencia entre conservar o perder el diente. Los tres tipos de lesiones dentales más frecuente por traumatismos en la boca son sangramiento de encías, rotura de la pieza y avulsión dentaria o arrancamiento del diente.

Este tipo de lesiones son más comúnes en los niños y jóvenes que tienden a realizar más actividades deportivas intensas tales como fútbol y basketball entre otros. Muchas disciplinas deportivas son conocidas por su alto porcentaje de lesiones dentales y requieren el uso protectores dentales para evitarlas.

La velocidad es esencial

En caso de  fractura de un diente permanente: Busquen cuidadosamente el fragmento, colóquelo en un recipiente con agua fresca y concurra al odontólogo lo antes posible. Mientras más pronto sea mejor ya que se incrementan las chances de poder restaurar la pieza.

En caso de caída de un diente permanente luego de un golpe: Tome el diente por la corona (la parte visible) evitando tocar la raíz (la parte que esta oculta dentro de las encías), lávenlo con agua limpia y pónganlo inmediatamente de donde se cayó. Si se trata de un niño, la reimplantación la puede realizar un adulto y si no se sienten capaces de hacerlo ustedes mismos pidan ayuda a alguien más.

Si no creen poder realizar la reimplantación pongan el diente en leche fresca y llévenlo junto al paciente a un dentista lo antes posible. Si lo reimplantaron también deben ir al dentista con celeridad ya que esto aumentará las chances de que puedan conservar el diente.

Ventajas de concurrir al dentista :Se incrementan las posibilidades de conservar el diente o la pieza afectadas por el golpe, se cuenta con una opinión especializada y se evitan complicaciones

Recomendaciones para evitar y tratar lesiones dentales :Usar protector bucal para deportes de contacto que puedan resultar en lesiones en la zona de la boca. Lavarse regularmente para ayudar a la cicatrización de la encía del diente traumatizado. Luego del accidente y su tratamiento es aconsejable realizar un chequeo dental cada 4 meses para prevenir complicaciones y detectarlas a tiempo.

Para los que se pregunten como debe ser un buen protecto bucal, les comento que debe tener la siguientes características:

Cómodo y ajustable a los dientes,

Deben permitir hablar y respirar,

Resistentes y duraderos

Capacidad de Absorción y distribución de impactos

Su principal propósito es proteger los dientes, la articulación Temporo-mandibular.
los tejidos blandos y los maxilares. Les recomiendo consultar a su dentista para que les recomiende uno de buena calidad y aunque este puede resultar costoso, recuerden que una dentadura sana no tiene precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *