Primeros auxilios y prevención para congelamientos

Información para asistir de manera correcta a personas con congelaciones. Fotos y de talles de los pasos a seguir para auxiliar a una persona con una congelación.

Los congelamientos son lesiones locales que se generan por causa del frío, las cuales generalmente afectan a zonas como las manos, pies, orejas, etc. Para que se produzca un daño de esta naturaleza no solo es necesario que nos rodee una baja temperatura, sino también la presencia de algunos factores que favorecen estas lesiones.

Hay varios ejemplos de estos factores, donde se destacan la humedad, el viento, cambio brusco de temperatura, altitud, falta de riego sanguíneo (isquemia), hambre, desnutrición, consumo de alcohol y tabaco, falta de movimiento y ejercicio, personas con patologías cardíacas o respiratorias, o edades extremas (niños y adultos mayores).

Primeros auxilios en congelamientos

En primer lugar se debe posicionar cómodamente al accidentado, y en caso que esté consciente darle de beber líquidos calientes y azucarados. Luego se debe recalentar la zona afectada frotando suavemente con las manos, o con agua que vaya aumentando de apoco desde los 10 grados hasta los 37.

Esta última posibilidad se puede llevar a cabo sumergiendo la parte lesionada en agua con una temperatura aproximada de 10 grados, la cual debe ir aumentando progresivamente hasta llegar a los 37 o 38 grados. En caso que se opte por la primera opción, es decir frotando, debe hacerse de manera suave y siempre en dirección al corazón.

Luego se debe secar el lugar congelado para después envolverlo. Posteriormente hay que elevar el miembro para evitar un edema. En caso que la lesión haya ocurrido en el pie no se debe retirar nunca el calzado, ya que primero se deben aplicar los primeros auxilios. Para recalentar la zona no se debe utilizar ningún tipo de calentador ni estufa, al tiempo que se debe trasladar a la persona hasta un centro médico cubierta con mantas.

Prevención de los congelamientos

Para prevenir este tipo de lesiones es fundamental contar con una buena salud, manteniendo una alimentación equilibrada en proteínas, grasas e hidratos de carbono. También es muy importante salir bien abrigados, principalmente en las manos y la cabeza, sobre todo en aquellos lugares muy fríos.

Otro hecho fundamental es mantenerse aislados de la humedad, por lo que se vuelve muy importante cambiarse los calcetines y los guantes cada vez que estos se humedezcan. Mantener una buena circulación también es clave, por lo que se debe evitar utilizar aquellas cosas apretadas que compliquen la misma. Tampoco es bueno abusar del alcohol y el tabaco, ya que eso nos debilita.

Problemas y soluciones para la apnea del sueño

Información acerca de los problemas de la apnea del sueño con posibles soluciones. Fotos y detalles del tratamiento para combatir la apnea del sueño.

Se dice que una persona sufre de apnea cuando por la noche su respiración puede detenerse por un tiempo, lo cual generalmente se da por más de 10 segundos. Esto se da cuando los músculos en la parte superior de la garganta se relajan durante el sueño, complicando el flujo del aire hacia los pulmones.

La apnea genera un ronquido que es causado por el aire que trata de escurrirse a través de la vía respiratoria estrecha o bloqueada. También hay otros factores que pueden provocar que la vía respiratoria esté más estrecha, como ciertas formas del paladar, amígdalas y vegetaciones adenoideas grandes en niños, cuello grande, y lengua grande que puede retraerse. A veces dormir boca arriba también aumenta los episodios de apnea.

Las personas con apnea del sueño generalmente no son conscientes de los episodios nocturnos, aunque pueden darse cuenta por algunos síntomas que presentan durante el día, como actuar malhumoradas, impacientes o irritables, ser olvidadizas, quedarse dormidas mientras trabajan, leen o ven televisión, sentirse soñolientas mientras conducen o incluso quedarse dormidas al conducir y tener dolores de cabeza difíciles de tratar.

Este problema puede traer algunas consecuencias que pueden ser graves, como por ejemplo una depresión progresiva, un comportamiento hiperactivo (principalmente en niños), e hinchazón de las piernas (en caso que sea grave). Por este motivo es que se aconseja que se realice un tratamiento para combatir este problema.

Posibles soluciones para la apnea

El objetivo del tratamiento es que las vías respiratorias se mantengan abiertas, de modo de evitar que la respiración se detenga durante el sueño. Para ello se pueden adoptar ciertos cambios en el estilo de vida, que permitirán aliviar los síntomas de apnea del sueño en algunas personas.

Algunos de esos cambios son la reducción de nuestra masa corporal, y evitar algunas actitudes como el consumo de bebidas alcohólicas y los sedantes a la hora de dormir, y tratar de no dormir boca arriba, ya que como decíamos anteriormente esto puede aumentar los episodios de apnea.

Actualmente existe un tratamiento denominado CPAP (Presión positiva continua en las vías respiratorias), que es considerado el tratamiento de primera línea para este problema en la mayoría de las personas. El mismo se administra por medio de una máquina con una máscara facial ajustada.

Muchos pacientes no son capaces de tolerar esta terapia, aunque mediante un buen control y apoyo de un centro médico especializado en este problema, se puede ayudar a superar cualquier inconveniente con el uso del CPAP. En algunos casos los pacientes pueden necesitar dispositivos dentales que permitan mantener la mandíbula hacia adelante.

Auxilio ante mordida de serpiente

Consejos para una correcta asistencia ante una mordedura de serpiente. Fotos y pasos a seguir para auxiliar a una persona que fue mordida por una serpiente.

Antes de comenzar con los auxilios primero es importante identificar el tipo de serpientes que realizó la mordedura, ya que esto será de ayuda para el tratamiento que se le realice a la víctima en el centro asistencial.

Luego sí debemos proceder a ayudar a la persona damnificada, colocándola en reposo y tranquilizándola, ya que es fundamental mantener la calma en momentos como estos. Para ayudarla de la mejor manera, te aconsejamos que sigas las siguientes recomendaciones:

-Debes suspenderle cualquier actividad que esté realizando, porque la excitación acelera la circulación y ésta aumenta la absorción del veneno. También es importante que le quites los anillos y aquellos elementos que le puedan apretar la parte afectada. En caso que sea posible, lávale esa zona con bastante agua y jabón, sin friccionar.

-No utilices hielo ni hagas cortes en cruz sobre las marcas de la mordedura. Si es imposible que la víctima reciba atención médica antes de que transcurra media hora, debes considerar la posibilidad de succionarle la herida con el equipo de succión para animal ponzoñoso. Si esto no es posible, usa una aguja hipodérmica estéril para realizar punciones en la zona de la mordedura. La profundidad varía dependiendo del tipo de serpiente que haya causado la lesión, generalmente oscila entre 3 milímetros y 2 centímetros.

-Debes succionar el líquido que extraigas y repetir este procedimiento durante los primeros 30 minutos después de la mordedura. De no ser posible tendrás que recurrir al viejo método de la succión bucal sobre las marcas, para lo cual deberás colocar un plástico y succionar a través de él durante media hora. Luego tendrás que cubrir la zona con gasa o un apósito.

-Posteriormente deberás aplicar un vendaje compresivo y apretado, pero no demasiado fuerte, que vaya desde la mano al hombro o del pie a la ingle. La venda tiene que quedar lo suficientemente tensa como para cerrar las venas superficiales y los vasos linfáticos, pero no para obstruir la circulación arterial. De esta manera se evita la circulación del veneno y se obtiene un tiempo de seguridad, hasta que se logre conseguir atención médica.

-El vendaje nunca debe soltarse hasta que no se haya administrado el suero antiofídico, y debe ser aflojado gradualmente en el centro asistencial. Si no cuentas con una venda, puede ser muy útil inmovilizar el brazo o pierna afectada con una férula o entablillado.

-En accidente ofídico por corales o cascabel, si se presenta parálisis de lengua y mandíbula, puedes realizar hiperextensión del cuello, para abrir las vías respiratorias. Es importante que estés alerta para prevenir el shock. Por último debes transportar a la víctima a un centro asistencial preferentemente en una camilla, para que se le administre el suero antiofídico y se atiendan las complicaciones.

Medidas a tomar ante la hipotermia

Consejos para asistir a una persona con hipotermia. Fotos y datos de los pasos a seguir para auxiliar correctamente a una persona que tenga hipotermia.

La temperatura temporal de una persona cae considerablemente cuando presenta un estado de hipotermia. Esto puede darse cuando en invierno se cae al agua en un río, una piscina o un lago, hecho que provoca que el cuerpo pierda gran parte de su calor.

Por este motivo cuando alguien cercano a ti sufre un accidente de este tipo, es necesario que actúes de inmediato haciendo uso de algunas de las herramientas que te daremos a continuación, para que tomes las medidas correctas para evitar que suceda algo grave.

En primer lugar debes saber que hay hipotermias leves y otras que son más severas, por lo que las acciones a seguir variarán de acuerdo a la gravedad del asunto. Para darte cuenta en presencia de qué tipo de hipotermia estás, es necesario que te fijes en el tipo de actitudes que tiene la persona accidentada.

En caso que el damnificado esté consciente e inquieto, tenga pulso rápido y respiración acelerada, estarás en presencia de una buena señal, ya que significa que las funciones del cuerpo están activadas y su vida no corre peligro. Lo que deberás hacer en ese caso es ayudarlo a entrar en calor.

Para ello lo primero que debes hacer es darle una bebida caliente con azúcar, como por ejemplo un té con una gran cantidad de miel. Contrario a lo que se piensa, no debes darle ninguna bebida que contenga alcohol. También debes proceder a quitarle la ropa mojada y fría, sustituyéndola por ropa caliente.

También puedes abrigarlo con una manta y trasladarlo a un lugar con un ambiente cálido. Además una buena idea sería utilizar bolsas de agua caliente. Trata de evitar las terapias de choque, como un baño caliente, ya que esto puede traer más perjuicios que beneficios.

Por otro lado, si la persona accidentada se ve cansada y ha dejado de temblar, al tiempo que se encuentra en un estado de calma total y relajada, son síntomas de que el caso es un poco más grave. Ante esta situación no se debe dejar que reduzca más la actividad física, ya que esto podría ocasionar que quede inconsciente.

Cuando se está en presencia de este caso se debe avisar de inmediato a los servicios médicos. Si bien hay que tratar de proteger a la persona de una mayor pérdida de calor corporal, es inútil que intentes hacerla entrar en calor y de activarlo porque podrías empeorar su estado. Lo mejor es taparla, para lo cual podrías utilizar una manta térmica.

En caso que el accidentado esté inconsciente, debes ponerlo en la posición de recuperación. A continuación debes comprobar la respiración y el pulso, y en caso que deje de respirar o su corazón deje de latir, debes intentar reanimarlo.

Auxilios para una crisis de asma

Consejos para asistir eficientemente a una persona con crisis de asma. Foto y detalles de los pasos a seguir para auxiliar a una persona con crisis de asma.

Para poder ayudar a una persona que presenta una crisis de asma lo primero que debemos hacer es mantener la calma nosotros mismos, para luego poder ver de qué forma podemos colaborar dependiendo de la gravedad de la crisis.

La intensidad se la puede definir en tres categorías, como leve, grave o muy grave. En la primera de ellas, el paciente presenta tos y leves pitidos, aunque no cuenta con dificultades para respirar. En la segunda la tos persiste y los pitidos son sonoros, al tiempo que la dificultad para respirar es notoria y solo puede hablar con frases cortas.

Por otro lado, en las crisis muy graves el afectado muestra angustia y desasosiego, respira con mucha dificultad, no puede articular más que palabras entrecortadas, va empalideciendo, traspira mucho y los labios van adquiriendo una tonalidad azulada. En este caso se debe llamar inmediatamente a una ambulancia.

Una vez que se detecta que una persona cercana a nosotros presenta los signos descriptos anteriormente, es cuando debemos proceder a prestarle los primeros auxilios para su crisis de asma. Lo primero que se debe hacer es sentar al individuo afectado en posición erguida y tranquilizarlo. Luego debemos tomar del botiquín de primeros auxilios la medicación de asma y la cámara espaciadora. Es importante que el asmático nunca quede solo.

Posteriormente debemos suministrarle a la persona afectada la medicación de urgencia., mediante la utilización de un nebulizador tipo Ventolín o Terbasmín. La misma se aplica dándole 4 infusiones, de uno en uno, administrados con la cámara espaciadora. Durante este procedimiento el asmático debe hacer 4 respiraciones suaves, por cada infusión administrada. Se deben dejar pasar cuatro minutos entre cada aplicación.

En caso que la persona no mejore, lo aconsejable es que se vuelva a repetir la medicación de urgencia. Si se nota que el asmático mejora poco o nada, tiene mucha dificultad para respirar, habla con dificultad frases cortas y tiene los labios de color azulado, se debe acudir al centro de salud más cercano o llamar a una ambulancia. Mientras se espera el arribo de la misma es bueno seguir repitiendo el suministro de la medicación.

Como ayudar en un parto de urgencia

Consejos para hacer un correcto auxilio en un parto de urgencia. Fotos y detalles de los pasos a seguir para asistir a una embarazada que va a dar a luz

El parto es una función fisiológica normal, motivo por el cual conviene dejar que su naturaleza siga su curso sin forzar nada. No se debe apresurar el nacimiento del bebé ni intervenir, solo se debe proceder a lavarse perfectamente las manos y conservar el lugar totalmente limpio.

Mientras el parto se lleva a cabo, se debe ir sosteniendo el niño. Es fundamental que no se toque ni se introduzca ningún objeto en el órgano genital de la madre. Cuando el chico haya sacado la cabeza se debe limpiar las secreciones bucales y nasales, al tiempo que si el cordón está enrollado alrededor del cuello se tiene que proceder a deslizarlo por encima de la cabeza para evitar un estrangulamiento.

Para ayudar a la madre a expulsar el niño, se deben colocar ambas manos en los lados de la cabeza del bebé, haciendo una ligera flexión hacia abajo mientras la embarazada empuja. Luego se debe hacer una flexión hacia arriba y liberar el hombro inferior. Una vez que se liberan ambos hombros el niño sale sin dificultad.

Una vez que el parto haya terminado se debe colocar al recién nacido en los muslos de la madre con la cabeza ligeramente baja, para luego cubrirlo con el objetivo de mantenerlo caliente. En caso que el bebé no respire, hay que estimularlo con una pequeña palmada en las nalgas. Si no reacciona, hay que hacerle respiración boca a boca pero con suavidad.

Para proceder a cortar el cordón umbilical se debe sumergir unas tijeras en agua hirviendo, o limpiarlas con alcohol. Luego hay que amarrar una cinta o tira limpia en torno al cordón, a unos 10 centímetros de distancia del bebé, para detener la circulación del cordón.

Después hay que amarrar una segunda cinta a 5 o 10 centímetros de la primera. En caso que no cuenten con cintas se pueden utilizar cordones de zapatos o cualquier tira de otro material, desinfectándola previamente con alcohol.

No hay que apurarse a cortar el cordón, ya que es necesario esperar hasta que haya salido la placenta. Luego sí, con las tijeras limpias se debe proceder a cortarlo entre las cintas. Puede ser muy útil darle un ligero masaje al abdomen de la madre, para ayudarla a que contraiga su matriz.

No se debe lavar al recién nacido, ya que la materia blanca que lo envuelve cumple la función de protegerle la piel. Es fundamental mantener al niño y a la madre bien abrigados. Luego se debe avisarle al médico de la persona que dio a luz, y trasladarla a ésta con su chico al hospital que le indique el profesional.

Como actuar ante un accidente eléctrico

Consejos para auxiliar de la mejor manera a una víctima de electrocución. Fotos y pasos a seguir para socorrer a una persona que haya sufrido un accidente aéreo.

Los accidentes de electrocución pueden ocurrir en el trabajo por distintas razones, que tienen en común una descarga eléctrica sobre la víctima. Por ese motivo a continuación te brindaremos algunos consejos, de modo que sepas como debes actuar en caso que estés presente en un hecho tan desafortunado como este.

Lo primero que debes saber es que si la electrocución se produce en una línea de alta tensión, es imposible prestar los primeros auxilios a la víctima, al tiempo que es muy peligroso acercarse a ella a menos de veinte metros. En estos casos, lo que se debe hacer es pedir ayuda a los servicios de auxilio, y solicitar a la compañía que corte el suministro de energía eléctrica.

Por otro lado, si el accidente se produce por efectos de la corriente eléctrica, lo aconsejable es que se lleven a cabo las siguientes acciones:

-Lo primero que se debe hacer es desconectar la corriente eléctrica, ya sea apagando la llave de la habitación donde te encuentres o del edificio entero. En caso que no se pueda acceder a los interruptores, lo que tienes que hacer es aislarte, utilizando calzado y guantes de goma, o subiéndote sobre algo de madera.

-En caso que el accidentado permanezca unido al conductor eléctrico, se debe actuar sobre éste último, separándolo de la misma utilizando una pértiga aislante. Si no se cuenta con una cerca, se puede utilizar un palo o bastón de madera. Por otro lado, si la persona accidentada queda tendida sobre el conductor, se debe envolverle los pies con ropa o tela seca para luego cincharla con la pértiga o el palo, teniendo cuidado de no arrastrar con ella el conductor.

-Si se tiene la posibilidad de contar con un hacha, se la puede utilizar para cortar el conductor a ambos lados de la víctima, de modo de poder actuar con mayor rapidez. La misma puede servir cuando el accidente se dio con alta tensión, para suprimir la corriente a ambos lados de la víctima, ya que si no su salvación será muy peligrosa.

-En caso que el accidentado quede suspendido a cierta altura del suelo, se debe prever su caída colocando debajo del mismo algunos colchones, mantas, montones de paja o una lona. Es importante tener en cuenta que el electrocutado pasa a ser un conductor eléctrico mientras pasa la corriente a través de él.

-Una vez que la víctima haya sido rescatada, se debe proceder rápidamente a su reanimación. Por lo general la misma sufre una repentina pérdida de conocimiento al recibir la descarga. Su pulso es muy débil y es muy probable que sufra algunas quemaduras.

-Seguramente el cuerpo permanezca rígido. En caso que no respire se le debe practicar respiración artificial rápidamente y sin desmayo. Probablemente sea necesario que se le aplique un masaje cardíaco, ya que el efecto del “shock” suele paralizar el corazón o descompasar su ritmo.

Como actuar ante una hemorragia

Consejos para realizar una correcta asistencia a una persona que presenta una hemorragia. Fotos y pasos a seguir para auxiliar a una persona con una hemorragia.

Cuando hablamos de hemorragia nos referimos a una salida de sangre fuera de los vasos sanguíneos, debido a una lesión traumática. La misma puede ser externa o interna, dependiendo si vemos salir la sangre o no.

A continuación les daremos algunos consejos acerca de cómo deben actuar cuando están en presencia de una hemorragia, sea externa o interna.

Hemorragia externa

-En primer lugar deben acostar a la persona afectada, preferentemente con la cabeza ubicada más abajo que el tronco o las piernas, de modo de aumentar el flujo sanguíneo al cerebro. En caso que la herida esté en una extremidad, si es posible lo mejor sería elevar esa parte del cuerpo para disminuir el flujo sanguíneo.

-A continuación se debe proceder a limpiar cuidadosamente la herida, para posteriormente aplicar presión sobre la misma con un paño limpio. Se debe mantener esta presión hasta que pare el sangrado, y cuando esto suceda hay que envolver la herida con un vendaje compresivo.

-En caso que el sangrado no pare con la presión directa, se puede proceder a aplicar una compresión arterial directa en el vaso que irriga la zona lesionada. Para ello primero se debe localizar el pulso de la arteria correspondiente, para después ejercer una compresión firme y constante con los dedos o con el puño.

-Si el sangrado continúa o vuelve a aparecer, será necesario acudir a un centro médico con urgencia. En caso que la hemorragia se deba a amputación o trituración de la extremidad, se tendrá que colocar un torniquete que deberá ser aflojado cada 20 minutos. Si la víctima está consciente se le puede dar líquidos para que beba.

Hemorragia interna

Para detectar este tipo de hemorragia hay que guiarse por los signos y síntomas que se presentan. Algunos de los signos pueden ser el sangrado de los oídos, nariz, recto, vagina, vómitos o flemas con sangre. Otros signos son las contusiones del cuello, tórax o abdomen, y heridas que hayan penetrado en el cráneo, tórax o abdomen.

Por otro lado, algunos de los síntomas por los cuales podemos detectar esta hemorragia son la piel fría, pálida y sudorosa, respiración rápida y superficial, pulso rápido y débil y sensación de intranquilidad. También se puede llegar a perder la conciencia.

Cuando se está en presencia de una hemorragia interna lo primero que se debe hacer es acostar a la persona afectada, y elevar sus piernas. Luego hay que comprobar la respiración y el pulso, y cubrir la víctima con una manta.

Es muy importante tener en cuenta que al accidentado no se le debe dar ninguna clase de líquidos, al tiempo que se debe pedir ayuda urgente para trasladar la persona a un centro médico.