Como ayudar en un parto de urgencia

Consejos para hacer un correcto auxilio en un parto de urgencia. Fotos y detalles de los pasos a seguir para asistir a una embarazada que va a dar a luz

El parto es una función fisiológica normal, motivo por el cual conviene dejar que su naturaleza siga su curso sin forzar nada. No se debe apresurar el nacimiento del bebé ni intervenir, solo se debe proceder a lavarse perfectamente las manos y conservar el lugar totalmente limpio.

Mientras el parto se lleva a cabo, se debe ir sosteniendo el niño. Es fundamental que no se toque ni se introduzca ningún objeto en el órgano genital de la madre. Cuando el chico haya sacado la cabeza se debe limpiar las secreciones bucales y nasales, al tiempo que si el cordón está enrollado alrededor del cuello se tiene que proceder a deslizarlo por encima de la cabeza para evitar un estrangulamiento.

Para ayudar a la madre a expulsar el niño, se deben colocar ambas manos en los lados de la cabeza del bebé, haciendo una ligera flexión hacia abajo mientras la embarazada empuja. Luego se debe hacer una flexión hacia arriba y liberar el hombro inferior. Una vez que se liberan ambos hombros el niño sale sin dificultad.

Una vez que el parto haya terminado se debe colocar al recién nacido en los muslos de la madre con la cabeza ligeramente baja, para luego cubrirlo con el objetivo de mantenerlo caliente. En caso que el bebé no respire, hay que estimularlo con una pequeña palmada en las nalgas. Si no reacciona, hay que hacerle respiración boca a boca pero con suavidad.

Para proceder a cortar el cordón umbilical se debe sumergir unas tijeras en agua hirviendo, o limpiarlas con alcohol. Luego hay que amarrar una cinta o tira limpia en torno al cordón, a unos 10 centímetros de distancia del bebé, para detener la circulación del cordón.

Después hay que amarrar una segunda cinta a 5 o 10 centímetros de la primera. En caso que no cuenten con cintas se pueden utilizar cordones de zapatos o cualquier tira de otro material, desinfectándola previamente con alcohol.

No hay que apurarse a cortar el cordón, ya que es necesario esperar hasta que haya salido la placenta. Luego sí, con las tijeras limpias se debe proceder a cortarlo entre las cintas. Puede ser muy útil darle un ligero masaje al abdomen de la madre, para ayudarla a que contraiga su matriz.

No se debe lavar al recién nacido, ya que la materia blanca que lo envuelve cumple la función de protegerle la piel. Es fundamental mantener al niño y a la madre bien abrigados. Luego se debe avisarle al médico de la persona que dio a luz, y trasladarla a ésta con su chico al hospital que le indique el profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *