Prevención de la diabetes infantil

Información acerca de la diabetes infantil y cómo prevenirla. Fotos y detalles de los factores a tener en cuenta para prevenir la diabetes en los niños.

En la actualidad la diabetes es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia. A diferencia de lo que se pensaba antes, que ésta era una enfermedad que recaía en adultos, la obesidad y los malos hábitos en lo que tiene que ver con la alimentación, la han situado como una de las más importantes para los niños.

La diabetes más común para todo tipo de personas es la denominada “tipo 1”, la cual surge desde las primeras semanas de nacimiento hasta los treinta años de edad, aunque predomina mucho más en la pubertad, en un período que va de cinco a siete años.

Como decíamos, este tipo de diabetes se puede desarrollar en la infancia, y se caracteriza por ser aquella que necesita el suministro de insulina inyectada para nivelar los niveles de glucosa en la sangre. Sin embargo, se ha demostrado que aquellos niños que practican deportes o hacen otro tipo de ejercicios físicos, tienen mejores niveles de glucosa en la sangre que aquellos que no lo hacen.

Una buena forma de empezar a prevenir esta enfermedad puede empezar con una buena lactancia desde las edades más tempranas, para evitar que los niños crezcan mediante una alimentación artificial, la cual tiene la característica de ser rica en azúcares.

Para evitar la diabetes y la obesidad infantil, se hace fundamental que los niños mantengan una alimentación saludable, al tiempo que también es muy importante que realicen actividades físicas. Por este motivo va a ser necesario que sacrifiquen esa vida placentera de permanecer mucho tiempo delante del televisor, y de entretenimiento por medio de los videojuegos, para que opten por actividades más naturales.

Los chicos requieren una dieta que sea rica en fibras y baja en azúcares, por lo cual lo ideal sería disminuir el consumo de azúcares de absorción rápida como el azúcar oscura, cristal y miel. Los mismos perfectamente pueden ser sustituidos por el azúcar natural que brinda la fruta.

Es muy importante tener en cuenta todos estos detalles y que los niños dejen un poco de lado la vida placentera, porque las consecuencias de la diabetes pueden ser poco agradables. Si bien al principio no pueden darse cuenta de la gravedad del asunto, esta enfermedad a largo plazo puede provocar pérdida de la visión, infarto, hipertensión, derrame cerebral, enfermedades pulmonares e insuficiencia renal, entre otras complicaciones bastante severas.

Como actuar ante un caso de epilepsia

Información para asistir correctamente a una persona con convulsiones. Fotos y pasos a seguir para auxiliar de la mejor manera posible a un epiléptico.

Estaremos en presencia de convulsiones cuando veamos que el cuerpo de una persona se sacude de forma rápida e incontrolable. Durante las mismas, los músculos del individuo afectado se contraen y se relajan de forma repentina.

Normalmente puede ser perturbador presenciar un acto de esta naturaleza, pero a pesar de su apariencia, la mayoría de las crisis convulsivas son realmente inofensivas. A continuación les daremos algunos consejos para que puedan ayudar de la mejor manera posible a una persona que presente convulsiones delante de ustedes.

En primer lugar, cuando ocurra una crisis convulsiva, el principal objetivo es evitar que la víctima se lastime, por lo que deberemos protegerla de una caída acostándola sobre el suelo en un área segura. Es necesario que se retiren todos los muebles u objetos cortantes del área alrededor de la persona.

Es bueno colocar una almohada para que la víctima descanse su cabeza, al tiempo que se debe aflojarle las prendas de vestir que estén ajustadas, sobre todo aquellas que están alrededor del cuello. También es importante poner a la persona de costado, ya que si la misma vomita, con esta posición nos aseguraremos que el vómito no sea aspirado hacia los pulmones.

Seguramente la víctima cuente con un brazalete de identificación médica con instrucciones en caso de crisis convulsivas, por lo que deberemos buscarlo y seguir las mismas. También es fundamental permanecer al lado de la persona afectada hasta que se recupere o hasta que llegue la asistencia médica profesional, vigilando siempre sus signos vitales como el pulso.

En caso que la crisis convulsiva ocurra con fiebre en un niño, se le debe refrescar gradualmente utilizando agua tibia. También se le puede administrar acetaminofén (Tylenol), sobre todo cuando tenga antecedentes de convulsiones febriles. Nunca se lo debe sumergir en una tina con agua fría.

Cosas que no se deben hacer

Es fundamental que no se lleven a cabo ciertas acciones, que comúnmente se creen que son las correctas en los casos de convulsiones. Por ejemplo, no se debe restringir a la víctima ni colocar ningún objeto entre los dientes de la misma durante la crisis convulsiva, ni siquiera los dedos.

Tampoco se debe mover a la víctima, excepto que se encuentre en peligro o cerca de algo que represente algún riesgo. No se debe tratar de hacer que la persona deje de convulsionar, ya que ésta no tiene control sobre la crisis convulsiva y no es consciente de lo que le está pasando en ese momento.

Otro hecho importante es evitar suministrarle algo a la persona por vía oral hasta que las convulsiones hayan culminado, y ésta se encuentre totalmente despierta y alerta. En otras palabras, solo se debe esperar a que las convulsiones terminen su proceso, para luego poder actuar.