Prevención de la diabetes infantil

Información acerca de la diabetes infantil y cómo prevenirla. Fotos y detalles de los factores a tener en cuenta para prevenir la diabetes en los niños.

En la actualidad la diabetes es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia. A diferencia de lo que se pensaba antes, que ésta era una enfermedad que recaía en adultos, la obesidad y los malos hábitos en lo que tiene que ver con la alimentación, la han situado como una de las más importantes para los niños.

La diabetes más común para todo tipo de personas es la denominada “tipo 1”, la cual surge desde las primeras semanas de nacimiento hasta los treinta años de edad, aunque predomina mucho más en la pubertad, en un período que va de cinco a siete años.

Como decíamos, este tipo de diabetes se puede desarrollar en la infancia, y se caracteriza por ser aquella que necesita el suministro de insulina inyectada para nivelar los niveles de glucosa en la sangre. Sin embargo, se ha demostrado que aquellos niños que practican deportes o hacen otro tipo de ejercicios físicos, tienen mejores niveles de glucosa en la sangre que aquellos que no lo hacen.

Una buena forma de empezar a prevenir esta enfermedad puede empezar con una buena lactancia desde las edades más tempranas, para evitar que los niños crezcan mediante una alimentación artificial, la cual tiene la característica de ser rica en azúcares.

Para evitar la diabetes y la obesidad infantil, se hace fundamental que los niños mantengan una alimentación saludable, al tiempo que también es muy importante que realicen actividades físicas. Por este motivo va a ser necesario que sacrifiquen esa vida placentera de permanecer mucho tiempo delante del televisor, y de entretenimiento por medio de los videojuegos, para que opten por actividades más naturales.

Los chicos requieren una dieta que sea rica en fibras y baja en azúcares, por lo cual lo ideal sería disminuir el consumo de azúcares de absorción rápida como el azúcar oscura, cristal y miel. Los mismos perfectamente pueden ser sustituidos por el azúcar natural que brinda la fruta.

Es muy importante tener en cuenta todos estos detalles y que los niños dejen un poco de lado la vida placentera, porque las consecuencias de la diabetes pueden ser poco agradables. Si bien al principio no pueden darse cuenta de la gravedad del asunto, esta enfermedad a largo plazo puede provocar pérdida de la visión, infarto, hipertensión, derrame cerebral, enfermedades pulmonares e insuficiencia renal, entre otras complicaciones bastante severas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *