Primeros auxilios para fractura de clavícula

Información para asistir correctamente a una persona con la clavícula fracturada. Foto y dato de los pasos a seguir para auxiliar a una persona con la clavícula fracturada.

En primer lugar explicaremos cual es la función principal de la clavícula, la cual sería un soporte entre los omóplatos y la punta del esternón, con el objetivo de ayudar a sujetar los brazos. Por este motivo es muy raro que este hueso se rompa por un golpe directo.

Generalmente la fractura de la clavícula se produce por una fuerza indirecta que le llega transmitida por el impacto en el hombro o a través del brazo, como por ejemplo cuando se cae con el brazo extendido. Las mismas son lesiones que se dan mucho en las personas jóvenes, como consecuencia de actividades deportivas.

Es posible que los fragmentos del hueso roto se encuentren desplazados, lo que provocará una hinchazón y hemorragia de los tejidos colindantes. También puede provocar una deformación del hombro, al tiempo que ese sector quedará inflamado por un tiempo.

A continuación les daremos indicaciones acerca de los pasos que deben seguir, en caso que presencien un accidente que tenga como consecuencia una persona con una clavícula fracturada.

En primer lugar lo que se debe hacer es ayudar a la víctima a sentarse, para que en ese lugar estando cómoda se la pueda asistir correctamente. Una vez que la misma está calmada, se debe proceder a cruzar el brazo afectado en diagonal a través del pecho, de manera que las yemas de los dedos queden reposando contra el hombro sano. Es necesario que con la mano del brazo ileso se sostenga el codo contrario.

Posteriormente hay que sujetar el brazo sobre la zona afectada haciendo uso de un cabestrillo de elevación. Para ello es necesario colocar con mucho cuidado algún relleno suave entre el brazo o el cuerpo, para lo cual se puede utilizar una toalla pequeña o una prenda doblada. El objetivo de esto es darle a la víctima una mayor comodidad.

Después de hacer eso viene la última parte, la cual consiste en pegar el brazo al pecho, mediante la utilización de un pañuelo en pliegue ancho atado alrededor del pecho y por encima del cabestrillo.

Una vez finalizada la prestación de primeros auxilios se debe proceder a trasladar a la víctima al hospital en posición sentada, para que le realicen todos los estudios necesarios. Lo “bueno” de este tipo de fracturas es que no es necesaria la utilización de yeso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *