Como evitar el atragantamiento

Consejos para evitar sufrir un atragantamiento. Fotos y pasos a seguir para lograr prevenir un atragantamiento tanto de adultos como de niños.

El atragantamiento se produce cuando un trozo de alimento o algún otro cuerpo extraño se queda atorado en la garganta o en la vía aérea, impidiendo que el oxigeno llegue a los pulmones y al cerebro. Este hecho en la actualidad provoca más de cuatro mil muertes por año.

La falta de oxigeno en el cerebro durante más de cuatro minutos puede ser un hecho muy peligroso, ya que puede causar un daño cerebral o directamente la muerte. Por eso es importante reconocer un atragantamiento y saber cómo actuar, tanto en nuestra casa como en un restaurante u otro lugar público.

Una de las soluciones cuando estamos en presencia de este caso es la maniobra de Heimlich, la cual consiste en un procedimiento de emergencia que se usa para ayudar a las personas que se están atragantando y que salva miles de vida cada año.

Sin embargo, mucho mejor que tener que utilizar una técnica cuando esto sucede, es tomar las precauciones necesarias para evitar que el atragantamiento ocurra. Para ello a continuación les brindamos algunos consejos para que tengan en cuenta, de modo que no tengan que pasar por estos malos momentos.

En el caso de los adultos las medidas no son muchas, ya que a diferencia de los niños nosotros sabemos cuidarnos. Es importante cortar los alimentos en trozos pequeños, y masticar la comida en forma lenta y cuidadosa, sobre todo si se usa dentadura postiza. También es fundamental evitar reírse y hablar mientras se mastica y traga, al tiempo que se debe tratar de no consumir mucho alcohol antes y durante las comidas.

Por otro lado, cuando tenemos niños las precauciones deben aumentar, ya que debemos tener en consideración otros factores. En este caso, es importante mantener las canicas, piedras, tachuelas, los globos de látex y otros objetos fuera del alcance de los chicos, en especial cuando se tienen niños menores de tres años.

También es fundamental evitar que los chicos corran, jueguen o caminen con comida o juguetes en la boca, ya que esto puede ser muy peligroso. Es aconsejable que los niños menores de cuatro años no coman alimentos que se puedan atorar con facilidad en sus gargantas, como por ejemplo salchichas, nueces, trozos de carne o de queso, caramelos duros o pegajosos, palomitas de maíz, etc.

También es muy importante la vigilancia constante de los niños pequeños en las comidas, ya que éstos suelen llevarse a la boca los alimentos independientemente de sus tamaños. Por último, hay que evitar que los hermanos mayores les den alimentos o juguetes peligrosos a los niños más chicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *