Manual de primeros auxilios, sepa qué hacer

Siempre deseamos brindar nuestra ayuda en caso de presenciar un accidente o una crisis de salud, pero no siempre sabemos cómo hacerlo. Es necesario informarnos sobre los procedimientos para brindar primeros auxilios.

Manual de primeros auxilios, sepa qué hacer

Cuando una persona sufre algún problema de salud, si la ayuda que recibe no es la apropiada, podría resultar más perjudicial que el problema que inicialmente tenía, incluso podríamos provocarle la muerte. Por eso, lo mejor es informarnos sobre los procedimientos para brindar primeros auxilios. Como un primer acercamiento les brindamos este manual de primeros auxilios, para que sepa qué hacer en caso de accidentes.

En todos los países existen centros de la salud que brindan cursos y asesoramiento para aquellos que lo deseen, también las delegaciones de bomberos disponen de cursillos para aprender a brindar primeros auxilios. Si deseas aprender más al respecto, dirígete a ellos.

Para comenzar vamos a aclarar que los primeros auxilios son los cuidados inmediatos que se brindan a la persona accidentada o enferma, antes de que llegue la atención en un centro asistencial. Estos cuidados son entonces, provisionales y deben ser adecuados para ayudar a la víctima a mejorar.

En definitiva, el objetivo de los primeros auxilios es: conservar la vida de la víctima, evitarle complicaciones, tanto psicológicas como físicas, ayudarlo a recuperarse, asegurar que sea trasladado a un centro asistencial.

Normas generales para prestar primeros auxilios

• Ante un accidente o crisis de salud, el auxiliador debe proceder siempre de la siguiente manera:

• Actuar con seguridad. Si tenemos dudas, es mejor no hacer nada, antes que perjudicar a la víctima.

• Conservar la calma, para actuar rápida y tranquilamente. Esto además ayuda a la víctima y sus acompañantes, además de que nos permite actuar con certeza y corrección.

• Evitar el pánico ante el riesgo de vida de los asistidos.

• No dejar sola a la víctima. En caso de que estemos solos, debemos pedir ayuda a alguien que esté cerca o por celular.

• Primero debemos observar a la víctima, para ver qué tipo de lesiones tiene. Si la persona puede hablar, debemos interrogarla acerca de lo que le sucedió.

• Debemos evaluar a la víctima para determinar la gravedad de las lesiones, nuestra capacidad para asistirla, solicitar ayuda médica, si la víctima está aprisionada en el lugar del accidente, etc.

• Si tenemos varias personas heridas, deberemos asistir primero a los que tengan heridas más graves o que representen un peligro de vida.

• Si hay una persona atrapada en un automóvil u otra situación semejante y no podemos quitarla de ese sitio, concentraremos nuestro esfuerzo en tratar las heridas que estén a la vista, en reconfortar a la persona si está consciente, solicitar ayuda médica.

• En caso de que haya otras personas en el lugar del accidente, debemos solicitar su colaboración.

• Si existe peligro en el lugar del accidente, trataremos de ubicar a la víctima en un lugar seguro. De no ser posible, trataremos de reconfortarla lo más que nos sea posible, sin poner en riesgo nuestra propia vida.

• Si la persona está atrapada, podemos facilitarle la respiración aflojando su ropa. Si la persona está inconsciente, revisaremos sus vías respiratorias por si tiene algún objeto extraño y lo quitaremos para que pueda respirar.

• Ante la posibilidad de una lesión cervical, mantendremos a la víctima inmóvil, a menos que represente un riesgo para su vida. En caso de movilizarlo, aplicaremos los métodos para el traslado de heridos. Si la víctima puede moverse, la pondremos de lado para evitar la acumulación de fluidos que le impida respirar.

• No debemos dar líquidos a personas semi-inconscientes. Nunca debemos dar alcohol a ninguna víctima, es un error muy común que puede costarle la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *