Prevención de accidentes en amputados

Conozca la forma de prevenir en casa los accidentes en amputados.

Prevención de accidentes en amputados

Es evidente que la vida cambia sustancialmente ante la pérdida de una parte de nuestro cuerpo, principalmente en lo que se refiere a los movimientos. Es necesario aprender nuevamente a realizar las tareas más elementales y por tanto estamos sujetos a accidentes. La mejor forma de prevención de accidentes en amputados es tomar ciertas medidas de seguridad que atiendan a evitar caídas y otros problemas de salud.

Todos los días sufrimos una serie de pequeños accidentes, ya sea en casa o en el trabajo. Generalmente no son más que una molestia, como derramar líquido sobre nosotros mismos, un golpe al abrir una puerta, etc., pero cuando hemos perdido un miembro o alguna otra parte de nuestro cuerpo, estos accidentes pueden ocasionar mucho más daño, o incluso, pueden convertirse en accidentes serios, debido a que nuestra realidad cambió.

Vamos a comentarles algunos accidentes frecuentes que todos sabemos cómo evitar, pero que requieren de ciertos ajustes cuando estamos amputados.

Medidas de seguridad para la prevención de accidentes en amputados

Uno de los accidentes más graves a que está expuesto un amputado son las caídas. Éstas no sólo pueden reabrir heridas, sino que pueden ocasionar nuevas, lo cual puede resultar muy perjudicial para la salud. Por eso vamos a sugerirles algunas medidas que pueden tomar tanto en el hogar, como fuera de él, para evitar las caídas.

En el baño: uno de los sitios más peligrosos del hogar es el baño y justamente es uno de los sitios donde solemos descuidarnos. Los pavimentos suelen ser resbaladizos, o estar mojados, todo lo que nos rodea es de materiales cerámicos o pétreos, por lo que una caída difícilmente pueda verse amortiguada. Es importante que nos conduzcamos con cautela por el baño y de ser posible, que instalemos pasamanos en los lugares críticos, para tener de dónde aferrarnos.


Ampliar los espacios:
en toda la casa, es importante abrir los espacios, pues necesitamos de mayor amplitud para nuestros movimientos. Es aconsejable despejar los espacios transitables y ampliarlas, cosa que no ocurre normalmente en los hogares, sobre todo con la escasez de espacio de las viviendas actuales. También debemos quitar estorbos visuales, pues necesitamos tener un buen ángulo visual para desplazarnos seguros.

Alfombras: representan un riesgo de caídas muy importante, por lo que se recomienda eliminarlas de toda la casa. Tanto las alfombras como las moquetas, pues aunque estén pegadas al piso, no permiten el deslizamiento de muletas, zapatos, prótesis, ocasionando accidentes indeseados.

Escaleras: son un obstáculo que exige nuestro mayor cuidado, tanto en caso de que utilicemos muletas, como prótesis, debido a la gravedad que significa una caída desde una escalera. Inclusive, en algunos casos, es conveniente transitarlas en compañía.

La calle: es un espacio que ofrece variados retos para un amputado, las irregularidades del pavimento, los escalones, los suelos mojados y otros elementos que dificultan el traslado fluido. Por tanto, es preciso andar con cuidado y mirando bien dónde se pisa o se apoyan las muletas, debido a desniveles en las baldosas de las veredas, pequeños hoyos u otros elementos que puedan desestabilizarnos y provocar la caída.

En los supermercados: como en cualquier otra gran superficie, los supermercados están llenos de dificultades. El suelo suele ser muy deslizante o estar mojado. Los productos pueden caer de las estanterías a causa de un cliente descuidado y ocasionar una caída o lesión. El derramamiento de líquidos, harina, arroz u otros alimentos que tornen el suelo resbaladizo, representan un peligro para quienes utilizan muletas o prótesis.

El ejercicio físico: es vital para un amputado, pues fortifica los músculos, elimina materia grasa, mantiene el control del peso corporal, mantiene la flexibilidad de las articulaciones, da agilidad a los movimientos y aumenta los reflejos. Los deportes más recomendados son: bicicleta fija o móvil, levantamiento de pesas, ejercicio en el gimnasio y la natación (es el más completo para los amputados).

Cuidar la salud en el caso de miembros amputados

Consejos para mantener la salud en el caso de miembros amputados.

Cuidar la salud en el caso de miembros amputados

Una de las situaciones más difíciles de sobrellevar en la vida, es la pérdida de un miembro. Todo es más difícil y se hace necesario aumentar las precauciones para cuidar la salud en el caso de miembros amputados.

Las personas con miembros amputados deben seguir una serie de pasos para cuidar su salud y prevenir complicaciones, entre los que se encuentra el cuidado de su peso corporal, que es capital en estas circunstancias, ya que el sobrepeso obliga al resto del cuerpo a realizar mayores esfuerzos, al igual que a la prótesis.

También son importantes los cuidados y la higiene de las prótesis, ya que de ello depende el buen funcionamiento de las mismas y en definitiva, la salud del paciente amputado.

El cuidado del peso corporal en el caso de miembros amputados

El peso corporal en una persona con uno o más miembros amputados es un factor esencial en el cuidado de su salud. No sólo por los daños que el sobrepeso ocasiona al organismo, sino, por lo que representa en cuanto al uso de las prótesis.

Debemos saber que las prótesis deben ajustarse con gran precisión a los muñones, por lo que una ligera variación del peso corporal, provocaría desajustes que tendrían consecuencias nefastas en el uso de las mismas.

Al aumentar de peso, el encaje de la prótesis no ajustará como es debido y habrá un desfasaje en el centro del equilibrio de la misma, por lo que el esfuerzo realizado forzará la musculatura del miembro con prótesis. Esto podría ocasionar lesiones.

Aún en el caso de que la persona haya engordado y ajustado el encaje de su prótesis convenientemente, si decide adelgazar, la prótesis ya no ajustará y podría ocasionar lesiones, que podrían resultar graves.

Por tanto, debemos evitar las variaciones de peso en lo posible, o al menos, hacerlas en forma gradual y con los ajustes necesarios de prótesis.

Cuidados de las prótesis en miembros amputados

Vamos a hablar de los cuidados regulares que una prótesis necesita para cumplir con sus funciones correctamente. Claro que hay una serie de cuidados que debe realizarlos un especialista y no el usuario, pero en casa es necesario brindarle una limpieza regular al encaje, principalmente la zona que está en contacto con la piel.

Ya sabemos que una prótesis descuidada o desaseada produce malos olores, pero también es la puerta de entrada a diversas enfermedades, infecciones y lesiones cutáneas. Por eso debemos limpiar diariamente las prótesis, a menos que se nos haya indicado otra cosa.

Para las prótesis que requieren el uso de silicona, la misma debe lavarse diariamente con jabón neutro. Es aconsejable dejarla secar al aire, pues si utilizamos paños o papel absorbente, quedarán pelusas en la silicona, lo cual tampoco es deseable.

Los encajes termoplásticos o de fibra de carbono deben limpiarse y desinfectarse a diario, para garantizar la higiene de la piel.

Es necesario limpiar todos los días, toda superficie de las prótesis que estén en contacto con la piel, para eliminar células muertas, polvo, grasa y toda suciedad que fomente la proliferación de hongos y bacterias.

Antes de utilizar alcohol para la higiene de prótesis, debemos consultar con el médico, pues algunos alcoholes atacan la piel, mientras que otros, pueden deteriorar el material de la prótesis.