Primeros auxilios ante un caso de pérdida de conciencia

Consejos e ideas para brindar los primeros auxilios ante la pérdida de conciencia.

Primeros auxilios ante un caso de pérdida de conciencia

Puede ocurrir en cualquier parte y nadie está exento de que le suceda, por eso vamos a darles algunos consejos para que puedan brindar los primeros auxilios ante un caso de pérdida de conciencia.

Primero que nada vamos a definir qué es la pérdida de conciencia. Es cuando una persona no puede realizar ninguna de las actividades conscientes, o sea, ver, oír, hablar, incorporarse o moverse. Es un estado parecido al sueño, pero la persona no puede despertar de este estado tan fácilmente como del sueño.

También podemos considerar como pérdida de conciencia cuando la persona no está inconsciente, pero está confusa, desorientada o en estado de estupor.

Cualquiera de las situaciones antes mencionadas debe tratarse como si fuera una emergencia médica.

Causas: Las causas de la pérdida de la conciencia pueden ser variadas: una enfermedad, una lesión, el alcoholismo, la drogadicción.

Los desmayos suelen tener su origen en una baja en los niveles de glucemia en sangre, baja de la presión arterial, deshidratación, pero también pueden deberse a trastornos más serios, como afecciones del sistema nervioso, afecciones cardíacas. En estos casos, el médico resolverá si es necesario realizar exámenes. También tienen causas más comunes, aunque resulten un tanto insólitas, como toser muy fuerte, hiperventilación, esfuerzo desmedido al defecar.

Síntomas: la persona no reacciona ante el contacto, el sonido, la actividad u otra estimulación. Luego de que la persona reacciona, puede presentar: confusión, somnolencia, cefalea, incapacidad para mover partes del cuerpo, incapacidad para hablar, mareos, pérdida del control de esfínteres, taquicardia, estupor.

Primeros auxilios en caso de pérdida de la conciencia

• En primer lugar llama a la emergencia o solicita que alguien lo haga.
• Revisa las vías respiratorias de la persona.
• Controla su respiración y el pulso. En caso necesario, inicia la respiración boca a boca o la reanimación cardio-pulmonar (RCP). Este punto, siempre que sepas cómo hacerlo correctamente, en caso contrario, podrías ocasionar más daño.
• Si la persona se encuentra boca arriba y respirando, y no existe posibilidad de que haya una lesión de columna, voltéala hacia tu lado con mucho cuidado. Dobla sus piernas de forma que la cadera y las rodillas formen ángulo recto. Inclina un poco la cabeza hacia atrás para que las vías respiratorias queden abiertas. Si se detiene el pulso o la respiración, colócala nuevamente boca arriba e inicia la RCP.
• Si puede haber una lesión en la columna, no muevas a la víctima.
• Es importante que mantengas a la persona caliente mientras llega la ayuda.

• Si estás presente cuando la persona se desmaya, intenta evitar que caiga al piso. Acuéstala boca arriba en el piso y levántale los pies para irrigar el cerebro.
• Una vez que la persona recobre el conocimiento, suminístrale alguna bebida dulce o algo dulce para comer.

No debe hacerse:
• Suministrar líquidos o comidas a personas inconscientes.
• Dejar a una persona inconsciente sola.
• Colocar una almohada debajo de la cabeza de una persona inconsciente.
• Abofetear o echar agua en la cara de una persona inconsciente para reanimarla.

Las personas con enfermedades conocidas como diabetes o alergias extremas, deben llevar una identificación o brazalete que anuncie su condición.