Tratamientos de Emergencia para Heridas Varias

Luego de hablar de respiración boca a boca y primeros auxilios, les traigo consejos sobre como tratar algunas lesiones mucho más específicas y que a pesar de parecer poco comunes podrían tener que enfrentar en algún momento.


Luego de hablar de respiración boca a boca y primeros auxilios, les traigo consejos sobre como tratar algunas lesiones mucho más específicas y que a pesar de parecer poco comunes podrían tener que enfrentar en algún momento.

Muchas de estas ocurren en circunstancias domésticas, donde uno cree estar relativamente seguro y por ello se descuida lo que puede llevar a consecuencias letales. Recuerden que esta situaciones requieren acciones rápidas y decisivas y si no se sienten capaces de ellas déjenle paso a alguien que si pueda realizarlas.

Tampoco olviden que estas son medidas temporales y sumamente básicas que en ningún momento sustituyen la atención médica apropiada ofrecida por un profesional, la cual debe obtenerse lo antes posible.

La mayoría de los accidentes domésticos son fácilmente prevenibles

Gases venenosos : Si es posible, controle la salida de los gases y traslade a la víctima a un lugar donde circule aire fresco. Evite que otras personas sin el equipo adecuado entren al área e inicie respiración de boca a boca. Si es posible abra ventas y puertas para ventilar el gas.

Ahogamiento: Se trata con respiración boca a boca pero recuerde estar atento a la respiración de la víctima ya que podría toser agua en cualquier momento. Puede iniciarse en cualquier lugar pero se recomienda llevar a la víctima a aguas poco profundas si es posible.

Sofocación con una bolsa de plástico: Rompa o retire inmediatamente la bolsa de la cara de la víctima. y comience la respiración  boca a boca.

Electrocución: Es esencial que no toque a la víctima mientras esta esté en contacto con la fuente de corriente ya que usted mismo podría ser electrocutado también. Con la excepción de tener preparación especial para este tipo de emergencia, llamé a la compañía eléctrica para que corten la corriente o si es posible busque un interruptor para hacerlo usted mismo. Apenas haya sido cortada la corriente, inicie la respiración boca a boca.

Contusiones, golpes en cabeza o abdomen: En caso de falta de respiración de la víctima, practica respiración boca a boca inmediatamente.

Obstrucción de las vías respiratorias debido a cuerpos extraños: Observe si la dificultad para respirar dura más de un minuto y en caso de que sea así, llame al a ambulancia. Si se trata de un niño en edad de lactancia, sosténgalo de los tobillos con la cabeza colgado hacia abajo, abra su boca, tire suavamente de la lengua del infante y espere hasta que el objeto sea expulsado.

Si se trata de un niño de mas edad, sosténgalo cabeza abajo sobre sus brazos o sus rodillas y limite su garganta con los dedos, jalando la lengua hacia afuera. Si la dificultad para respirar continúa, inicie respiración boca a boca.

En el caso de adultos, coloquen a la víctima de costado, asegurándose que la cabeza este más baja que los hombros o también pueden reclinar la cabeza sobre el respaldo de una silla. Limpien la garganta con los dedos y jalen la lengua hacia afuera, iniciando respiración boca a boca si las dificultades para respirar continúan.

 

Respiración Boca a Boca y Alternativas

Cuando nos encontramos con una persona que ha cesado de respirar debemos iniciar respiración boca a boca o artificial si la primera no puede llevarse a cabo. Para determinar si la persona ya no respira debemos acercar el oído a la nariz y la boca y trate de oír el aliento. Poner un espejo cerca de la nariz para ver si se empaña. Al poner la mano en el tórax del lesionado también podremos percibir si hay movimiento, indicando la respiración. El número normal de respiraciones por minuto debería ser de 15 a 20.


Cuando nos encontramos con una persona que ha cesado de respirar debemos iniciar respiración boca a boca o  artificial si la primera no puede llevarse a cabo. Para determinar si la persona ya no respira debemos  acercar el oído a la nariz y la boca y trate de oír el aliento. Poner un espejo cerca de la nariz  para ver si se empaña. Al poner la mano en el tórax del lesionado también podremos percibir si hay movimiento, indicando la respiración. El número normal de respiraciones por minuto debería ser de 15 a 20.

Otro indicador de falta de respiración es cuando las uñas de los dedos o la lengua se ponen azules, denotando la falta de oxígeno en la sangre. Recuerden que cuanto más tiempo pase el lesionado sin oxígeno, mayores son las chances de que sufra daño cerebral así que deben actuar lo antes posible.

Para iniciar la respiración boca a boca revisen la boca y la garganta para detectar obstrucciones y removerlas en caso de que sea necesario.  Luego coloquen a la víctima con la cara hacia arriba, levanten su cuello con una mano, inclinen su cabeza hacia atrás y sosténganla con otra mano. Busquen obstrucciones en la boca y luego de asegurarse que no hay ninguna levanten hacia arriba la mandíbula con la mano que sostenía el cuello, evitando que la lengua obstruya el paso de aire a los pulmones.

Observen bien la reacción del lesionado al tratamiento

Aspiren profundo y pongan su boca sobre la boca o la nariz de la víctima (en caso de que la boca esté obstruida la nariz es una alternativa perfectamente válida para hacer llegar el aire a los pulmones). Luego presione su boca firmemente sobre la boca o la nariz de la víctima para que no se escape el aire y sople el aire aspirado, sobre la boca o la nariz de la víctima hasta que vea que su pecho se levanta.

 

Luego separe la boca y deje que el aire que sopló salga.  En el caso de respiración boca a nariz, presione su boca contra la nariz del paciente y mantenga los labios de la víctima cerrados con los dedos de la mano para evitar que se escape el aire cuando sople dentro de la nariz.

En el caso de respiración boca a boca presione fuertemente sus labios contra los de la víctima y cierre la nariz del paciente en el momento que sople aire dentro de la boca. En ambos casos, apenas vea que el torso desciende y escucha el aire salir, inspire nuevamente y repita el procedimiento alrededor de 15 veces por minuto.

Respiración Artificial Manual: Este método de respiración debe emplearse cuando no pueda usarse el método de boca a boca. Primero coloque a la víctima con el rostro hacia arriba y póngale algo debajo de los hombros para  que la cabeza caiga hacia atrás. Luego arrodíllese detrás de la cabeza del accidentado y mire directamente  la cara de la víctima.

Luego tome ambas manos de la víctima, crúcelas hacia adelante y empújelas contra la parte baja del pecho del accidentado. Estire inmediatamente los brazos de la víctima hacia afuera, arriba y atrás, lo más que le sea posible, repitiendo este movimiento unas 15 veces por minuto.

Si cuenta con asistencia de otra persona esta debe sostener la cabeza hacia atrás mientras levanta la mandíbula hacia adelante.

La respiración boca a boca no requiere posiciones especiales y puede administrarse en casi cualquier lugar. Este tipo de respiración también permite tener las manos libres para colocar la cabeza hacia atrás y mantener la mandíbula elevada hacia arriba, que es esencial para que este tipo de auxilio funcione bien.

Primeros Auxilios Básicos: Actuación Inicial y Torniquetes

Aquí tienen instrucciones básicas de primeros auxilios que encontrarán útiles en casi cualquier circunstancia y que solo requieren un poco de memoria para realizarse adecuadamente. Recuerden que esto no sustituye al entrenamiento médico profesional y que solo se debe emplear cuando no hay un doctor cerca.


Antes que nada a la hora de aplicar primeros auxilios básicos es esencial mantener la calma y la serenidad para poder evaluar bien la situación. Recuerde que siempre debe llamar a una ambulancia antes de prestar cualquier tipo de ayuda y aleje a los curiosos que de nada sirven a menos que tengan experiencia médica.

Si el lesionado está sangrando y quieren evitar contacto con el fluido, pueden usar guantes descartables de látex y en caso de no tener acceso a ellos, condones que pueden expandirse para cubrir las manos. Tengan en cuenta que los condones no fueron diseñados para esta función por lo que podrían romperse debido al estrés así que tengan cuidado de no forzarlos o utilicen más de uno para cubrir las manos.

Examine al lesionado y busque su pulso y su respiración. Para oír la respiración acerque el oído a la nariz y la boca y trate de escuchar el aliento. Si lo tiene disponible, ponga un espejo cerca de la nariz  para ver si se empaña. Al poner la mano en el tórax del lesionado podrá percibir si hay movimiento. El número normal de respiraciones por minuto es de 15 a 20.

Actuar con celeridad es esencial para evitar posibles daños cerebrales

También trate de determinar si la respiración es nasal (por la nariz) u oral (por la boca) y revise si los conductos respiratorios están obstruidos por la lengua, objetos extraños o secreciones.

Si el lesionado está consciente, pregúntele que molestias tiene y asegúrese de mantenerlo despierto y concentrado, en lo posible intentando que sea el quien hable.  Trate de moverlo lo menos posible, evite que se enfríe (algo muy posible si esta en shock) y no le de de beber café ni alcohol ni le permita consumir tabaco. Tampoco le ponga alcohol en ninguna parte del cuerpo ni le de líquidos o a lo sumo un poco de agua caliente excepto si sospecha de una herida en el vientre, en cuyo caso no se le debe dar ningún líquido en lo absoluto.

Tomar el pulso es también un indicador importante y para hacerlo puede poner dos dedos (generalmente índice y medio) en las arterias del cuello o la muñeca donde debería sentir de 60 a 80 latidos por minuto en adultos y de 100 a 140 en recién nacidos.

Revisar los reflejos: Si tiene una luz disponible, póngala sobre la pupila para ver si se contrae. También golpee suavemente para córnea del parpado para ver si responde con un movimiento. La parte interna del brazo o de la pierna pueden ser pellizcadas o pinchadas suavemente para medir su respuesta.

Hemorragia Profusa: Esta surge cuando una o varias arterias o venas son laceradas y puede causar la muerte del lesionado de 3 a 5 minutos. Es vital que reaccione sin perder tiempo, poniendo su mano sobre la herida y manteniendo una presión constante. Si tiene disponible, use un pañuelo o un pedazo de tela y trate de cerrar la herida con los dedos mientras la cubre con la mano.

Si no hay fractura, intente levantar la parte afectada a un nivel más alto que el del cuerpo pero al mismo tiempo que mantiene a la víctima acostada. En caso de no poder controlar la hemorragia aplique un torniquete, que consiste en un pedazo ancho y resistente de cualquier tipo de tela o un cinturón. El torniquete debe aplicarse alrededor de la parte superior del miembro y por encima de la herida.

Luego de aplicarlo amarre un medio nudo, ponga un trozo de palo o rama encima y haga otro nudo dándole suficientes vueltas hasta que el ajuste sea lo suficiente como para detener la hemorragia. El torniquete debe permanecer descubierto y a la vista para poder observar si el sangrado se detuvo o no. En caso de que así sea y la asistencia médica no llegue, aflójelo cada 20 minutos. Si el sangrado se detuvo, suelte el torniquete ligeramente pero esté preparado para volver a ajustarlo si el sangrado se reinicia.

 

 

Cinturones de seguridad

Al termino de un partido de futbol, Lindsey Skinner, niña de 11 años oriunda de Lilburn, Georgia, subio al coche con su familia para emprender el regreso a casa. En el camino, otro conductor perdio el control y se estrello contra ellos. Aunque Lindsey, su padre, su madrastra y su hermano llevaban puestos los cinturones de seguridad, la niña se habia colocado la incomoda correa del pecho detras de la espalda. Como solo iba sujeta con la correa de la cintura, la fuerza del impacto se le trasmitio a la cadera y le fracturo la pelvis.

Al termino de un partido de futbol, Lindsey Skinner, niña de 11 años oriunda de Lilburn, Georgia, subio al coche con su familia para emprender el regreso a casa. En el camino, otro conductor perdio el control y se estrello contra ellos. Aunque Lindsey, su padre, su madrastra y su hermano llevaban puestos los cinturones de seguridad, la niña se habia colocado la incomoda correa del pecho detras de la espalda. Como solo iba sujeta con la correa de la cintura, la fuerza del impacto se le trasmitio a la cadera y le fracturo la pelvis.

Al extender las manos para defenderse del golpe, tambien se fracturo la muñeca derecha y un dedo de la mano izquierda. Y como no tenia sujecion en el torso, se dio de bruces con una botella de agua que llevaba en el regazo y se corto la frente. Su hermano, Tyler, de 10 años, iba junto a ella en el asiento trasero, pero el se habia puesto correctamente ambas correas del cinturon, y sus lesiones fueron mucho mas leves. Hoy Lindsey se ha recuperado totalmente y ha reanudado sus actividades fisicas habituales.

“Nada como el caso de estos niños para ilustrar la importancia de colocarse el cinturon de seguridad como es debido”, comenta Maryann Johnston, enfermera de urgencias del Hospital Infantil Egleston, de Atlanta, Georgia. Sin embargo, a muchos nifios les molesta el uso correcto del cinturon porque, debido a su corta estatura, la correa del pecho les roza el cuello. Para remediar esta situacion se ha lanzado al mercado un dispositivo que permite que el cinturon se ajuste comodamente al pecho de los niños.

Sintomas de envenenamiento en el niño

Los síntomas de intoxicación dependerán del tipo de tóxico con el que se haya originado el envene¬namiento, pero en general se pueden observar las siguientes señales:

Los síntomas de intoxicación dependerán del tipo de tóxico con el que se haya originado el envene­namiento, pero en general se pueden observar las siguientes señales:

• Cuando cerca del niño aparece un envase que contiene o ha contenido alguna sustancia tóxica.

• Cuando el mismo niño cuenta haber bebido o ingerido algtin pro­ducto que usted sabe que es peligroso.

Cuales son los sintomas de envenenamiento en el niño

• Si el chico comienza a hablar inco­herentemente en forma repentina.

• Si llega a manifestar convulsiones que nunca antes había sufrido.

• Cuando presenta signos de asfixia.

• Si la sustancia tóxica ingerida es corrosiva se notarán quemaduras en el contorno de la boca.

• Cuando sin causa evidente y justi­ficada, el pequeño sufre de vómitos, náuseas y dolor de estómago.

• Si luego de los síntomas ya deta­llados el niño se desmaya o pierde el conocimiento.

Los celulares y los accidentes

La carretera no es el unico sitio donde el telefono movil puede propiciar accidentes. Las autoridades ferroviarias de Japon indican que los viajeros que esperan en los andenes se quedan abstraidos con el celular y se olvidan de donde estan

La carretera no es el unico sitio donde el telefono movil puede propiciar accidentes. Las autoridades ferroviarias de Japon indican que los viajeros que esperan en los andenes se quedan abstraidos con el celular y se olvidan de donde estan.

Entre los ultimos accidentes referidos en el vespertino Asahi Evening News figura el de un joven que hablaba por telefono mientras asomaba la cabeza fuera del anden. Inconscientemente hizo una reverencia a la persona con quien conversaba, y un tren que entraba le rozo la cara.

Por fortuna, todo quedo en “un corte sobre el ojo derecho”. En otro caso, “un estudiante de secundaria se asomo fuera del anden mientras utilizaba el celular y recibio golpes mortales al llegar un tren de carga”. Los empleados de las estaciones indican que a veces los telefonos caen a las vias. Un hombre de 26 anos “murio aplastado” al bajar a recoger el suyo. Las autoridades ferroviarias exhortan a los pasajeros a “tener presente que los andenes son lugares muy peligrosos”.

Actuar ante una intoxicacion infantil

El el niño está conciente y puede contestar con claridad, indague sobre el hecho ocurrido, qué y cuánto tomó.

El el niño está conciente y puede contestar con claridad, indague sobre el hecho ocurrido, qué y cuánto tomó.

Si vomita espontáneamente, es conveniente conservar un poco de esa materia para presentarla al médico. Luego de analizada, facilitará el diagnóstico y el tratamiento a seguir.

Evite enjuagarle la boca por si quedan restos del tóxico de modo que no ios trague.

Como se debe actuar ante una intoxicacion infantil en el hogar

Si el niño llegara a perder el conocimiento recuerde acostarlo boca abajo y con la cabeza hacia un lado por si vomitara. Llame a urgencias.

Cuando reciba las instrucciones por teléfono indicándole la manera de actuar, trate de mantener la calma para poder dar toda la información que le sea requerida y aplicar la que recibió.

Normalmente el antídoto efectivo se aplica si se conoce la calidad de la sustancia intoxicante. No emplee sal o mostaza para provocar vómito como a veces se aconseja puesto que puede ser peligroso y tardan más tiempo en hacer efecto.

Sea que haya vomitado o no, lleve al niño hasta el centro de salud más próximo para que sea atendido adecuadamente, y no olvide tener consigo el envase tóxico causante del envenenamiento y los restos de vómito en caso de haber podido recogerlos.